Autor Tema: Tierra de dragones (nombre provisional)  (Leído 882 veces)

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #30 en: 09 de Febrero de 2017, 06:21:04 pm »
En la primera novela, se cuenta que ciertos tipos de dragones, aunque se vinculaban a un cuidador masculino, a la hora de la verdad, el animal no le haían mucho caso, o no rendía como se esperaba y, cuado crecían un poco, muchos se daban a la fuga y se volvían salvajes. El remedio se descubrió de casualidad cuando una sirvienta de la Reina Isabel I se disfrazó de hombre y resulto ser mucho mejor piloto que soldados experimentados. Y en   la segunda, en el impeio chino, se muesra a toda una tropa de mujeres aviadoras, que se mantenen no por necesidad imeriosa, si no en honor a cierta heroina que se disfazó de hombre para defender su reino e iba acompañada de un dragón (Mulán de toda la vida, vamos). Básicamente son excusas para romper los tópicos de la época y darle más protagonismo al género femenino.

Respecto a la edad de los dragones, pues no se, pero dado su tamaño, resitencia y demás, pues los 200 años yo diría que no se los quita nadie. En las novelas, muchos dragones pasan de padres a hijos, o a compañeros muy queridos, ya que el dragón también crea fuertes lazos afectivos con ellos.

Por mi parte, creo que incluiré también dragones mercenarios. Total, si van a existir dagones salvajes, que reniegan de la civilización, también pueden exstir dagones que les guste disfrutar de cietos lujos, pero que no deseen vinularse con nigún humano o nacionalidad.

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #31 en: 13 de Febrero de 2017, 03:00:48 pm »
Prime esbozo sobre la anatomía de los dragones, en el que, creo, que resuelvo la maor parte de los problemas biológicos. Aviso de post kilométrico.

ANATOMÍA
---------------------


A pesar de los incontables siglos que los dragones llevan entre nosotros, estas majestuosas criaturas aún son una fuente de misterios y asombro para la civilización humana.
Actualmente, el principal referente sobre la anatomía de los dragones es el Draconomicon, escrito por Leonardo da Vinci en el siglo XVI. Este manuscrito, famoso entre la comunidad científica, fue producto del estudio y disección de más de veinte cadáveres de dragones, fallecidos tanto en batalla como por muerte natural, y la posterior comparación con los órganos de multitud de especies de animales. Gracias a este tratado, se empezó a comprenderse mucho mejor a estos animales, y a entender sus peculiaridades, las cuales anteriormente eran tratadas como producto de magia, o incluso producto de la intervención divina.

Aspecto

Los dragones son criaturas reptiloides de largos cuellos y colas, amplia caja torácica, escamas relucientes, y tamaño variable entre los cinco y treinta metros. Poseen fuertes garras y un largo hocico armado con curvos dientes los cuales se regeneran continuamente, como los de los tiburones.
Físicamente son animales esbeltos, con una potente musculatura en pecho y extremidades, pero con una cintura relativamente estrecha. Los dragones no almacenan grasas en sus cuerpos como lo hacen el resto de vertebrados, en su lugar, los dragones poseen entre los tejidos musculares de su lomo y cola  una serie de cúmulos de tejidos similares a los electrocitos de las anguilas eléctricas, por lo que su figura, aunque impotente, siempre resulta fibrosa y grácil.
 
Alimentación

A efectos biológicos, se podría decir que los dragones son carnívoros: todo en su físico los hace depredadores, desde sus garras y dientes a su excelente visión binocular. Sin embargo, solo lo son durante su fase de crecimiento o cuando precisan recuperarse de heridas severas. Estos animales poseen e sus escamas ciertas ampollas fotovoltaicas, las cuales unidas a los tejidos electrociticos de sus músculos, les permiten almacenar grandes cantidades de energía con el simple hecho de exponerse a la luz solar, cuanto más larga sea la cola de u dragón, más energía puede almacenar, y más tiempo puede permanecer activo.
Este peculiar método de alimentación hace que los dragones adultos precisen de relativamente poco alimento, sin que por ello su metabolismo resulte más lento que el de un mamífero, aunque ello no significa que no puedan comer asiduamente por placer. Aunque cada dragón es un mundo, por lo general, suelen prefieren los sabores fuertes y los alimentos ricos en proteínas, desdeñando las grasas y los sabores empalagosamente dulces. En algunas regiones se les dan de comer grandes cantidades de futa con el fin de producir grandes cantidades de excrementos, ya que el guano de dragón es de un valor increíble para la industria agrónoma por su alta concentración de minerales.
Sin embargo, no todo son ventajas, dado que estos animales dependen mucho del sol para obtener energía, esto los hace poco amigo de las bajas temperaturas, y en climas fríos suelen mostrarse mucho menos activos, a menos que se alimenten con bastante frecuencia. De hecho, se tienen evidencias que durante el final de la última glaciación su quedó reducido drásticamente. Muchos expertos aseguran que fue justo en esta época cuando dragones y humanos empezaron a cooperar para obtener un beneficio mutuo.
 
Esqueleto

La estructura ósea de los dragones es la obra de ingeniería natural más avanzada y asombrosa conocida. Estructuralmente, sus huesos están llenos de huecos vacíos, como las celdas de un panal de abejas, de una manera muy similar a los de las aves. Esto confiere a los dragones un esqueleto de una gran ligereza, algo bastante útil si tenemos en cuenta el tamaño de algunas de estas criaturas´.
No obstante, lo más asombroso es la composición de dichos huesos. Al contrario de lo que ocurre con el resto de vertebrados, la estructura ósea de los dragones no está compuesta por calcio, si no por una extraña aleación de minerales y metales. Esta aleación, conocida comúnmente como dragonita, o hueso-dragón, confiere a los esqueletos de los dragones una ligereza similar a la de la celulosa, pero una resistencia superior a la del mejor acero.
Las garras, dientes y escamas de los dragones también están compuestas en casi su totalidad por dragonita, por lo que su dureza y ligereza están a la par con la de sus esqueletos. Esto, entre otras cosas, hace que los dragones sean increíblemente resistentes al daño físico, e incluso las especies de corpulencia media puedan resistir u cañonazo de lleno sin sufrir serios percances.

Órganos internos

La disposición de los órganos de un dragón no varía en demasía con la de otros grandes reptiles. Poseen lengua, aunque es áspera, más similar a la de peros y gatos que a la de serpientes y lagartos; sus sentidos del gusto y del oído están muy agudizados, aunque nada en comparación con su visión. Sus ojos, protegidos por dos juegos de párpados en casi todas las especies so increíblemente eficaces, tanto en condiciones de luz como en la oscuridad, y no tienen nada que envidiar a la de otros animales, como las lechuzas o las águilas.
Los tejidos electroíticos que ya hemos mencionado, no solo sirven para almacenar energía, sino que también tienen su función sensorial y locomotora. De un modo similar a como hacen algunas especies de anguilas, estos órganos emanan un pequeño campo eléctrico que permite al dragón percibir las corrientes eléctricas  y diferencias de presión en su entorno. Esto hace que los dragones no precisen de la vista, ni del oído, para poder desplazarse.
Su sangre, por su parte, se asemeja a las de los cocodrilos se coagula rápidamente y poseen altas propiedades antibacterianas que hacen que sus heridas suelen sanar con bastante rapidez. Un dragón puede pasarse durante toda su existencia, que fácilmente puede sobrepasar los 300 años, y no enfermar ni una sola vez, ya que la mayoría de virus y bacterias conocidos no son capaces de prosperar en su torrente sanguíneo. El parasitismo por ácaros y sanguijuelas si puede ser más frecuente, sobre todo en dragones salvajes, sin acceso a la medicina humana. La psoriasis roja, provocada por ácaros del orden opyfinius,  es especialmente grave, ya que ocasiona la descamación de grandes regiones de la piel del animal, vómitos, y delirios febriles.
Respecto a su sistema de reproducción, no hay mucho que mencionar, ya que se asemeja mucho al de los demás reptiles. Las puestas suelen ser de 4 a 12 huevos, siendo más numerosas las de las especies más pequeñas, cada huevo suele medir entre los veinte y sesenta centímetros, y tardan en eclosionar unos seis meses. Las crías de dragón pueden ingerir e  triple de su peso corporal cada día, y alcanzar la mitad de su tamaño total en menos de tres meses. La mayoría de los dragones alcanzan su máximo tamaño a los dos o tres años de vida, aunque la fertilidad sexual de las hembras solo suele darse un par de meses al año, y cuando el animal ha alcanzado varias décadas de vida.

Locomoción y desplazamiento

Las patas de los dragones están colocadas de forma perpendicular debajo del cuero del animal, como ocurre en aves y mamíferos, por lo que nunca arrastran el vientre, como les ocurre a los lagartos. Esto hace que, como norma general, los dragones sean buenos corredores.
Además, los dragones poseen un par de pulmones secundarios, denominados vejigas draconianas, que el animal utiliza para aligerar su peso. Estas vejigas se llenan con gases producidos en los intestinos del dragón, principalmente helio y metano, generados por una serie de bacterias que descomponen el alimento que ingiere el animal, y ayudan al dragón a desplazarse, e incluso dar enormes saltos, en teoría  imposibles para animales de su envergadura.
No obstante, no todos los dragones son animales terrestres.
El subgénero wyvern, o guiverno, ha evolucionado de un modo similar a los murciélagos: sus extremidades anteriores se han alagado y recubierto de una piel, a modo de alas, que confiere al animal la capacidad de volar. Gracias a que sus alas se sustentan con cinco dedos, y no en dos como las aves, el reparto de peso es mucho más equitativo, y gracias a que vejiga draconiana se llena de gases mucho más ligeros que el aire, el animal se vuelve mucho más ligero de lo que debería de ser, pudiendo realizar incluso sorprendentes acrobacias aéreas si esfuerzo.
Por su parte, el subgénero sierpe, o hidra, ha evolucionado de manera serpentiforme, incluso perdiendo sus patas en algunas especies. Estos ejemplares, generalmente de hábitos acuáticos, no suelen rellenar sus vejigas con gases, si no con un líquido proteico similar al aceite de los cachalotes, de tal modo que, cuando el animal desea sumergirse, disminuye el riego sanguíneo para disminuir la temperatura del líquido, lo que ocasiona que se vuelva más denso, mientras que si desea flotar, lo calienta aumentando su riego sanguíneo, y disminuyendo así su densidad.
Las vejigas draconianas también dan explicación a algunas otras cualidades asombrosas de algunas especies de dragón, como el aliento inflamable, o la capacidad de exhalar vapores venenosos, pero como esas capacidades no las poseen todas las especies de dragones, hablaremos de ellas cuando describamos las principales especies de dragones conocidas.

Desconectado Triceratorr

  • Centurion
  • *
  • Mensajes: 152
  • ¡Hey!
    • Ver Perfil
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #32 en: 13 de Febrero de 2017, 11:18:27 pm »
Lo único realmente reprobable de todo este desbarajuste biológico es lo de que no tengan grasa: no aporta gran cosa y requiere unas explicaciones raras que tampoco hacen falta. Ahora bien, igual engordan tomando el sol. ;D

Lo de que coman fruta para que caguen más, mejor quítalo... un bicho grande caga más, punto. Y la mierda es abono.

Lo demás , si tenemos en cuenta que hablamos de bichos mitológicos, puede colar bastante bien. Personalmente, no los compararía constantemente con otros bichos : les quita personalidad.

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #33 en: 13 de Febrero de 2017, 11:44:54 pm »
Lo de la grasa es que me sonaba algo incongruente: si el animal se recarga, por decirlo de algún modo, con energía solar, y almacena energía en tejido fotovoltaico de su cola y músculos,  no precisa de grasa. La grasa sale de comer cosas con muchas calorías, pero los dragones adultos apenas precisan comer, salvo que tengan que reparar tejidos dañados. Eso me resuelve el problema del metabolismo de un animal tan grande,  rebaja el peso de la criatura, y da una buena explicación de porque estos animales tienen una cola tan larga. Pero, claro, si el animal come muy poco, necesito una  "excusa" para lo del guano de dragón. Es todo una bola de nieve: una idea genera otra, y otra, y luego otra ;D.

Con las comparaciones a ver qué puedo hacer, pero tengo que dejarlo bien clarito, que muchos no tenemos ni la idea más minima de biología.


Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #34 en: 16 de Febrero de 2017, 02:16:24 pm »
Más cositas, esta vez sobre la forma de pensar y de vivir de los dragones. Creo que con esto ya dejo, más o menos, claro la relación entre humanos y dragones.

MENTALIDAD
---------------------------


Antes de nada aclarar una cosa: el comportamiento de cada dragón variaría del mismo modo que varía el comportamiento en cada ser humano, los hay más pacíficos, más violentos, monógamos, polígamos, estacionarios, migratorios, etc. Los dragones pueden ser tan territoriales y avariciosos como los humanos, es decir, no es una cosa de raza o nacionalidad, si no de individuos. Lo que aquí señalamos solo son pautas comunes, más o menos presentes, de manera generalizada.

Lealtad


Los dragones, por instinto, otorgan una fidelidad absoluta hacia la primera criatura viva que ven al salir del cascarón, creando un vínculo completo y absoluto entre ambos individuos. Para los humanos, no es posible capturarlos ni amaestrados, hay que criarlos desde nacimiento.
La lealtad hacia la primera persona que ve un dragón es incuestionable, y ese vínculo no puede ser traspasado a otra persona mientas que el criador original viva. En ocasiones, ni siquiera después, y el dragón se vuelve salvaje, o muere de pena tras la muerte de su criador. Por tanto, son seres muy "patrióticos" si se crían entre humanos, y unos cuantos dragones leales pueden dar generaciones y generaciones de dragones  leales.
Esa lealtad también puede expandirse a los compañeros y seres queridos del criador del dragón, o ligase a un determinado linaje. Por supuesto, este nivel de lealtad también se da entre dragones salvajes: los dragones que nacen sin un criador humano suelen volverse terriblemente leales hacia su familia, o hacia el clan de dragones que les dé cobijo.

Inteligencia

Existen grandes rangos de inteligencia entre especies de dragones: los europeos suelen ser más cazurros, y se conforman con comer y guerrear, los orientales suelen ser mucho más inteligentes, y pueden aprender a leer y escribir mucho más rápido que los humanos. No obstante, incluso el más embotado de los dragones comprende y habla perfectamente el idioma de su criador humano.
Sin embargo, los  dragones carecen de imaginación e inventiva a largo plazo, por lo que no saben realizar planes para prevenir eventualidades futuras, o manufacturar herramientas. Tampoco tienen esa ambición de expandirse y dominar otras especies para usarlas a su antojo en futuros proyectos.  Esta es una de las razones de porque la sociedad humano/dragón es más bien simbiótica. Los dragones no tienen la capacidad de crear arte, ni de construir ciudades, no pueden criar ganado, ni sembrar campos.

Civilización

Podríamos distingue tres tipos de pensamiento entre los dragones: aquellos criados como simples animales de guerra, los bastante civilizados como para prosperar dentro de una civilización, y los que son salvajes.

Como norma general, a los dragones les gusta el modo en el que hacen las cosas de los humanos. En ese sentido son como nosotros, aunque existen multitud de tribus humanas aborígenes, la mayoría preferimos las comodidades de la civilización. Pues igual los dragones. La mayoría prefieren dormir en lechos de paja y comer ganado guisado por humanos que tener que buscar efugio en las montañas y cazar para sobrevivir. Muchos sienten pasión por la música o la escritura, o disfrutan de la gastronomía humana, o, sencillamente, son curiosos y les encanta aprender cosas nuevas.  Los dragones llevan milenios cooperando con los humanos. Tal vez comenzasen por necesidad, pero, voy en día, a ambas especies se les haría raro vivir separados, ya que no existe en realidad dos civilizaciones distintas, sino una común.
 
Dentro de los dragones civilizados existen muchos rangos y estilos de vida. El trato que reciben los dragones varía tanto de las costumbres de una nación, como de la propia inteligencia del dragón. Algunos son tratados como máquinas de guerra, otros como ciudadanos corrientes, y en algunos casos incluso forman parte de la alta nobleza. También existen dragones que, aunque vivan dentro de la civilización humana, no desean tener ningún vínculo con estos, y viven por su cuenta, realizando trabajos de toda índole, o vendiendo sus servicios como mercenarios.
Los dragones de mentalidad guerrera suelen vivir en instalaciones militares, y cumplen su función como cualquier animal de batalla más. Los dragones con mentalidades más civilizadas suelen vivir en barrios especialmente acomodados para ellos, con edificaciones que suelen asemejarse a cuevas o nidos, y compran y venden servicios como cualquier otro ciudadano más. En este sentido, conviene aclarar que los dragones rara vez llevan pertenencias encima, salvo algún adorno ocasional, por lo que todas sus transacciones económicas se realizan mediante transferencias bancarias. La caligrafía y la forma de las garras de un dragón son completamente exclusivas para cada individuo, por tanto, una firma tallada en una tablilla metálica es tan fidedigna para tratar con ellos como lo puede ser para nosotros las huellas dactilares.

En el caso de los dragones salvajes, no se da nada de esto. Los dragones con este tipo de pensamiento no es que reniegen de formar vínculos con los humanos, ni tampoco es que los odien por algún motivo. Sencillamente, es que no creen en ningún tipo de civilización, y prefieren vivir lejos de ella, como cualquier otro animal salvaje más. Erróneamente, se suele tachar de bestias estúpidas y peligrosas a los dragones con este estilo de vida, y no siempre es así. Aunque es cierto que los dragones salvajes menos inteligentes pueden se criaturas agresivas y peligrosas, también es cierto que existen multitud de manadas y clanes gobernados por dragones muy inteligentes, los cuales no suelen representar una seria amenaza para nadie, salvo que invadas sus dominios.

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #35 en: 20 de Febrero de 2017, 04:36:01 pm »
Ahora mismo, tengo como ocho páginas con distintas razas de dragones para ir incluyéndola en el juego. Pero como eso sería muy pesado posearlo aqui, simplemente, dejo un poco de infomración sobre los grandes géneros draconianos.

La idea es que todos los dragones existentes petenezca a una de estas seis categorias. Sería algo así como los perros, habría unos cuantos gurpos notoriamente diferenicados pero, dentro de esos grupos, las razas solo se distinquirían en detalles como el tamaño, el comportamiento, y algunas cosilla más.

De todas maneras la idea es que, a la hora d ejugar, cada jugador, o grupo de juadores, se invente su popio dragón, por lo que esta guía, más que nada, tiene fines didácticos y enrriquecer la ambientación del juego.

ESPECIES DE DRAGONES
------------------------------------------


Según la catalogación occidental existen seis grandes grupos o especies de dracónidos, catalogados en función del número y disposición de sus extremidades.

Amphiptere

También llamado ampiptero, Anfíptera, Amphiptere, o Anfíter. Aunque se les suele denominar genéricamente como serpientes aladas.
Esta especie de dragón se caracteriza por tener un cuerpo completamente serpentiforme, y por poseer un par de majestuosas ala a sus espaldas.
El género amphiptere suele dar, como norma general, razas de dragones ágiles y esbeltos, sinuosos, más inteligentes que la mayoría y con ciertas habilidades telepáticas.
Son  propios de climas especialmente cálidos y entornos boscosos, sobretodo en Sudamérica y en el centro de África.
 
Drakos

Los drakos (o dracos) son dragones terrestres cuadrúpedos, con largas y musculosas patas, adaptadas para correr y saltar. Su constitución suele ser más recia y corpulenta que la de otros dragones.
De entre todas las especies de dragones, los drakos son los que más carga puede transportar y los que mejor se adapta a climas fríos y a la vida en las estepas. Debido a ello, y a lo largo de la historia, han sido frecuentemente usados como monturas terrestres y tropas de infantería pesada.
Actualmente, se considera a los drakos el género de dragón más antiguo, y del que evolucionaron todas las demás.
 
Limbwurm

Llamados también lindorm, lindworm, o  linnorm, en realidad, no es una especie natural de dragón, si no producto del mestizaje artificial entre Drakos y wyrms o amphiptere. El resultado final es un animal mestizo, estéril, semejante a una serpiente, pero con solo dos patas.
Estrictamente hablando, este linaje es considerado un fracaso. Los limbwurm suelen ser animales más lentos e intelectualmente deficientes que sus progenitores, sin embargo, no cuentan con hormonas que regulen su crecimiento, por lo que se van haciendo más grandes, y poderosos, a medida que envejecen. Esta cualidad ha provocado que, tradicionalmente, se criasen con el único fin de usarlos como armas de asedio en los asaltos a fortalezas, o como guardianes de pasos de gran valor estratégico.
 
Sierpes

También denominados Wyrm, o serpientes marinas. Se trata de dragones que, durante el transcurso de la evolución, han ido perdiendo paulatinamente el uso de sus extremidades para adatarse a un modo de vida cada vez más acuático, hasta que su cuerpo ha quedado recluido a la forma de una serpiente.
En la actualidad, todas las razas de esta especie poseen hábitos de vida acuáticos, ya sea en lagos, pantanos, o en océano abierto. Debido a ello, ninguna de ellas posee aliento de fuego, ya que sus vejigas dracoianas son utilizadas para regular su índice de flotabilidad, sin embargo, suelen compensar esa deficiencia con otras armas naturales, como colmillos venenosos.
A contrario de lo que la opinión popular piensa, los wyrm y las amphitere no están estrechamente relacionados, ni pertenecen a un género en común. Prueba de ello es que ambas especies, bajo ningún concepto, pueden tener descendencia de ningún tipo.
De entre todas las especies de dragones, esta es la que menos interés tiene en asociarse con los humanos, ya sea porque la mayoría de sus miembros tienen poca inteligencia, o, sencillamente, porque no les interesa nada de lo que ocurra en tierra firme.
 
Wyverns

Del inglés wyvern, también escrito wivern o guiverno. Los wyverngs son una especie de dragón más ligera y estilizada que los drakos, cuyas patas delanteras evolución de forma similar a como lo hicieron las alas de los murciélagos, hasta lograr una capacidad de vuelo completa y autónoma
Dada la gran ventaja que supone la capacidad de vuelo, los wyverns son la especie de dragón más utilizada con fines militares, y la que más crianza selectiva ha tenido dentro de las naciones humanas. Como resultado, es la que más variantes y razas distintas posee entre todas las especies de dragones.
En estado salvaje,  los wyverns son propios de territorios montañosos y aislados.
 
Zmeys


Zmey es un término eslavo que significa “dragón”, en honor a los primeros ejemplares conocidos de esta raza, descubiertos por el imperio persa, y posteriormente criados durante el imperio de Alejandro Magno.
Originalmente, se cree que esta especie de dragón fueron malformaciones de ciertas razas de wyverns, o producto del cruce entre wyverns y drakos. El caso es que, el animal, aparte de tener dos patas posteriores plenamente desarrolladas, y unas magníficas alas, también desarrollaba, por algún motivo, un par de patas delanteras, más pequeñas y completamente atrofiadas. Con el paso de las generaciones, la crianza selectiva, y la selección natural en caso de animales salvajes, esta especie de dragón empezó a desarrollar cuatro extremidades completamente funcionales. Por tanto,  si contamos sus alas, los dragones del linaje zmey son los únicos vertebrados conocidos con seis extremidades autónomas y completamente funcionales.
Esbeltos y poderosos, los dragones zmey son, con diferencia, el tipo de dragón más cotizado tanto por orientales como por europeos, y a los que más esfuerzo se les ha dedicado en términos de crianza selectiva. Al contrario que ocurre con los limbwurm, los zmey o son estériles, a todos los efectos, son una nueva especie completamente independiente. Ocasionalmente, aún nace algún zmey de huevos wyvern, sin embargo, tal y como ocurría hace generaciones, sus patas delanteras suelen salir atrofiadas. Solo cuando ambos progenitores son miembros del género zmey se puede tener a seguridad de que la descendencia saldrá plenamente funcional.
Por tanto, a pesar de ser el linaje más reciente de todos, no se puede decir que su población sea escasa, aunque sí es cierto que es menos numerosa que la de otras especies de dragones.
Los zmey son tratados casi como alta nobleza en oriente, y como valiosísimos aliados en Europa. Su presencia en América y África es mucho más escueta.

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #36 en: 14 de Marzo de 2017, 05:44:07 pm »
Para ir etomando el hilo, dejo agregado un pdf de 15 páginas con todo lo que tengo sore los dragones hasta la fecha. Creo que me ha quedado razonablemete coherente, y doy una buena variedad de animalitos con escamas.

Así que ahora tocaría ponerme o bien a escribir sobre los once impeios en los que quiero dividor el mundo, o bien  ha pensar sobre cómo tratar la esgima y el combate heróico en este juego.

Para lo primero creo que me inspiraré descaradamente en la historia del mundo real, no quiero que las culturas de mi juego difieran demasiado de las reales. Obviamente el mero hecho de que existan los dragones cambia un poco las cosas, pero cuanto más familiar sea todo, mejor.

Para lo segundo, la inspiración obvia es 7º Mar, pero no quiero tener que meter un montón de maniobras y listas de movimientos especiales, cada uno con su particular tirada y reglas específicas.

Desconectado Triceratorr

  • Centurion
  • *
  • Mensajes: 152
  • ¡Hey!
    • Ver Perfil
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #37 en: 14 de Marzo de 2017, 06:45:29 pm »
A mi, personalmente, el Septimo Mar me horroriza: no es que sea un mal juego pero me pillo en una epoca en la que la gente ya no estaba por la labor de leerse un manual de 400 paginas y los correspondientes suplementos. Y memorizarlos. Entiendo que la ambientacion se da un aire pero le falta simplicidad. La Leyenda de los 5 Anillos es muy similar de funcionamiento pero considerablemente mas sencillo (y las reglas de diferentes escuelas te permiten crear casi cualquier cosa).

Veamos, aqui tenemos "Guerras Napoleonicas Aderezadas con Dragones". Haran falta cosas como:

-Combates a gran escala. No solo entre ejercitos sino con maquinas de guerra, barcos, dragones... y la siempre inquietante posibilidad de acabar a golpes de florete con un dragon encabronado porque le has apiolado al jinete de un mosquetazo. Tendras que tener alguna regla para contemplar la escala (muchas veces simplemente con atributos mas gordos vale).

-Reglas de funcionamiento de dragones. Lo sencillo seria que fueran un bicho mas pero, si te sientes valiente, puedes crear reglas para que sean un tipo de PJ.

-Habilidades "de dragones": cabalgarlos es obvio pero si son una parte importante del argumento tendra que haber cosas como "Conocimiento de", "Entrenamiento de", "Medicina de", etc.

-Doscientos millones de razas (de personaje y de dragones) disponibles con sus poderes y modificadores.

Me estoy entusiasmando demasiado. Quizas seria mas comodo dividir los once Imperios en varias areas (Eurasia, Africa, America del Norte, America del Sur, Oceania, Area Panpacifica...)...

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #38 en: 14 de Marzo de 2017, 10:59:36 pm »
A ver, por donde empiezo.

Esgrima: precisamente esos manuales de 400 páginas es lo que quiero evitar. Una regla para acciones simples, otra para acciones en equipo o de apoyo, y va que chuta. CS nunca ha sido más complicado que eso, y no quiero cambiarlo ahora. Lo que si tendré es que dar muchos ejemplos de acciones para que la gente no se quede en blanco. Yo tengo claro que tanto desarmar, el furgones supresión, esquivar antes de golpear, atacar con sigilo, o buscar un hueco en la armadura rival, usan exactamente la misma regla (tirada de apoyo) pero si no lo explico claramente, la peña igual se lía.

Batallas: CS ya tiene reglas para combates masivos, por lo que no hay problema en ello. Aunque más que reglas, son consejos de como tratar una batalla como escenario.

PJS dragones:  ni valiente ni gaitas, los jugadores llevarán PJS dragones juntos a sus PJS humanos si o si :D.  Crear un PJ dragón es tan fácil como subir un nivel de escala y restarle 40 puntos de habilidades. También tengo en mente dar la opción de que varios jugadores compartan dragón, a cambio de hacerlo más grande y poderoso (las criaturitas pueden oscilar de los 5 metros de la escala 2 a los 50 de la escala 7).

Poderes de dragones: para no liarnos con listas y listas de dotes/podere/trasfondos, he pensado que tanto las ventajas y desventajas de humanos y dragones se creen a la carta con una sencilla regla: una ventaja te da la bien un +6 a una tirada concreta, o bien te permite tirar para hacer algo que antes no podías. Así, por ejemplo tener una ventaja de "bolsa de oro" te permite tirar persuadir para que un vendedor te de un producto, "rico" te daría +6 a las tiradas de persuadir cuando  y quieras comprar algo,  "alientonde fuego" te permite lanzar un cono de fuego con una tirada de fuerza+puntería, y "aliento paralizante" te permite inmovilizador a un rival con un ataque de aliento exitoso.

Humanos vs dragones: si matas al capitán de un dragón la cosa se te puede poner muy, pero muy, chunga. Ya me dirás tú como un espadachín se las puede  ver con una lagartija voladora de treinta  metros que escupe ácido XD. Cualquiera con dos dedos de frente debería de tomar como rehén al capitán para lograr la rendición del dragón. En las novelas, es lo que se hacía.

Comandar a los dragones: los dragones son como barcos, pues se manejan como barcos, salvo cuando toque darse de leches contra otro dragón, entonces es una pelea de PJ vs PJ. Ahora que recuerdo, por ahí tengo reglas de confrontaciones aéreas, me van a venir bien para esto :).

Razas: las especies de dragones ya las he dado, ya es cosa de cada jugador personalizar a su dragón para, o bien representar una de las razas que doy de ejemplo, o inventarse otra. Con las razas de humanos no se, ¿tanta diferencia hay entre, por ejemplo, un otomano y un azteca? Igual sería más interesante diferenciarlos en los estilos de combate. Habría que meditarlo.

Desconectado Ryback

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3715
    • Ver Perfil
    • C-System: Reglamento genérico bueno, bonito, y barato.
Re:Tierra de dragones (nombre provisional)
« Respuesta #39 en: 18 de Abril de 2017, 12:35:47 am »
No me olvido del proyecto, tan solo ando dándole vueltas a algunas cosas.

Y es que, cuanto mas lo pienso, menos sentido le veo incluir estadísticas para las armas en este juego. Ya se que es casi una tradición incluir tablas de equipo en cualquier juego de rol enfocado a la aventura y a la acción, pero es que, la verdad, no le veo ventaja alguna.

Si cogemos a algunos de los grandes combatientes de la ficción histórica, tipos como Dartacan, Eicho Auditore, El Zorro,  Águila Roja, todos esos tipos eran igual de eficaces en combate,  daba igual que arma empleasen, a los sicarios sin nombre se los cargaban al paso, y los duelos importantes duraban lo necesario, siempre en igualdad de condiciones.

Es decir, lo que estoy empezando a pensar es que da igual que un personaje luche con una katana, que emplee un estoque y un látigo, o que use una hoja oculta en el antebrazo, a igual nivel de habilidad,  todas las armas, todos los estilos de lucha, son igual de mortales, y solo se diferencian los unos de los otros en los "efectos especiales" incluidos en la narración. Por tanto, ¿que necesidad tengo de incluir estadísticas para las armas? ¿No seria mejor dejar que cada jugador describiese las armas que emplea en función de su estilo de lucha, de la misma manera que  describe la apariencia de su personaje?