Autor Tema: Mecenazgo para novela de superhéroes  (Leído 1866 veces)

Desconectado Kire

  • Legionario
  • *
  • Mensajes: 7
    • Ver Perfil
Mecenazgo para novela de superhéroes
« en: 17 de Julio de 2012, 08:04:24 pm »
Buenas, soy nuevo en el foro. Me habló de él, Cifuentes, pero lo cierto es que llevo un tiempo bastante desconectado del tema rolero por lo que os voy a contar.

He estado trabajando en mi primera novela (Una historia de ciencia ficción con superhéroes de por medio). No sé muy bien cuales son las costumbres del foro a este respecto así que si me permitís os dejo un par de enlaces donde todo se explica mucho mejor, una pequeña sinopsis y el primer capítulo.

http://libros.com/crowdfunding/

http://www.facebook.com/LasGuerrasGen

Sinopsis.


El Reducto es el inicio de Las guerras Gen, un relato atípico de superhéroes donde el descubrimiento de seres que poseen cualidades sobrehumanas no ha traído consigo grandes gestas, sino una sociedad aún menos igualitaria en la que los no evolucionados están condenados a la extinción.

La historia se inicia cuando uno de los últimos baluartes de los seres sin poderes, El Reducto, recibe un golpe casi mortal y deja a la España de este oscuro 2031 en manos del nuevo régimen de seres evolucionados.

La trama no se centra en un solo personaje, sino que nos muestra tanto a aquellos que quieren forzar la caída de los últimos opositores al nuevo Gobierno, como a los revolucionarios que luchan por un mundo más igualitario.

Las guerras Gen: El Reducto es una novela que se imbuye en una España distópica en un futuro no muy lejano y que se nutre de los elementos típicos de los relatos de superhéroes para contar otro tipo de historia.

Desconectado Kire

  • Legionario
  • *
  • Mensajes: 7
    • Ver Perfil
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #1 en: 17 de Julio de 2012, 08:05:35 pm »
Primer capítulo

Aún recordaba sus cuerpos semi-calcinados. Las lágrimas no paraban de brotar
de sus enormes ojos marrones tamaño manga y sus pulmones dudaban entre
abastecer su carrera o su llanto. Sin duda, el plan no había salido bien.
Nadie le esperaba a él. A su perseguidor.

Ana corrió a toda velocidad por el gran yermo que separaba las vías de tren
de cualquier posible escapatoria. Por suerte para ella la noche había llegado
pronto y la falta de iluminación en las eternas llanuras castellanas jugaba a
su favor.

Estaba segura de ser la única superviviente y si no llegaba al pequeño
campamento antes del amanecer para avisarles de lo sucedido mucha más
gente de El Reducto correría peligro. No albergaba dudas: Había una rata
demasiado habladora.

El ruido de un helicóptero acercándose hizo que se tirara al suelo y sintiera
la tierra seca comprimiendo su pecho. Su único camuflaje era el compuesto
por la noche y el follaje de unos pocos helechos. El helicóptero pasó de
largo con su potente foco iluminando la nada.

Sintió el aliento de aquel asesino muy cerca de ella. Sabía que no era así,
pero solo imaginárselo le horrorizaba. Se levantó con rapidez y giró su cabeza
para asegurarse de que Mateos no la seguía de cerca. Sólo pensar su
nombre volvía a provocar que su piel se erizara y que su estómago se
contrajera en una nausea.

Siguió corriendo con la convicción de que encontraría el campamento antes
que ellos. Sus piernas atenazadas por el frío iban todo lo rápido que podían
y no era suficiente. Él era implacable. Ella lo sabía.

La carrera se prolongó durante algo más de quince minutos. Hasta que sus
pulmones dijeron basta y tuvo que detenerse. Apoyó las palmas de las manos
en el suelo y dobló las rodillas hasta colocarse de cuclillas para buscar el
aliento que le faltaba.

Sintió una ráfaga de viento helado y levantó la cabeza. El Duero y su
voluminoso caudal la saludaban con el canto de los grillos pobladores de sus
orillas. Dejó de jadear y se aproximó al río.

Apenas había recuperado su respiración cuando oyó un sonido que hizo
desvanecerse cualquier sueño de supervivencia que hubiera podido albergar
durante la carrera. Era el rugido de una chopper, de aquella chopper negra
de la que sus piernas habían intentado alejarla sin éxito aparente. Miró a los
lados y al frente. La nada le rodeaba. No había escapatoria, salvo… sus ojos
escudriñaron las pestilentes aguas y sus dedos comprobaron lo estúpido de su
gélida idea.

La chopper volvió a rugir a su espalda. Cada vez estaba más cerca.
Rápidamente se metió en la corriente helada, nadó buscando el centro del
lecho del río notando como sus músculos se agarrotaban por la ausencia de
temperatura. La revolucionaria aguantó con la cabeza fuera hasta que vio el
haz de luz producido por el foco delantero de la moto. Entonces, tomó todo
el aire que pudo y se sumergió.

El transcurrir pausado de aquella atenazadora corriente le permitió observar la
escena con detalle. La moto se detuvo a unos metros de la orilla y de ella
se bajó un chico de unos veintitantos, era alto y corpulento pero no poseía
un físico amenazador. Iba ataviado con una gabardina gris que le caía casi
hasta el suelo. Su rostro se iluminó de repente cuando apareció en su mano
izquierda una pequeña bola de fuego.

Con aquellas esferas ígneas había acabado con todos sus compañeros sin
apenas mover un músculo de la cara. En esta ocasión la usaba como
luminaria y no como arma. Ana observó su rostro pálido y aniñado, con una
barba morena mal cuidada y un corte de pelo que parecía improvisado.
Vio su caminar lento, su mirada curiosa y sus labios impertérritos. Observó
como su gabardina resbalaba por sus hombros hasta yacer en el suelo,
mientras el globo incandescente flotaba a unos centímetros de su pecho.

Mateos se arrodilló a la orilla del cauce e introdujo el dedo índice de su
mano derecha en el agua. Ana quiso seguir mirando su mano, pero se
distrajo en sus ojos negros profundos, en los que la pupila se confundía con
el iris. La oscuridad nocturna era aplacada por la luz del fuego que iluminaba
con intensidad su rostro.

Sintió los ojos del cazador fijos en los suyos. Pensó que estaba perdida. Era
la hora de morir. Aquella mirada triste, aniñada y perdida le recordó algo.
Eran otros ojos negros que la observaban desde la distancia. Ella era la que
se alejaba y era esa mirada profunda la que le despedía con dos lágrimas
expulsadas desde sus comisuras. Eran otros ojos negro abismo. Era esa
misma mirada.

Y de repente, Mateos se levantó y caminó de nuevo hacia la motocicleta. Ella
hizo lo posible para mantenerse calmada pero la posibilidad de salir viva de
aquella era tan inesperada que sus pulmones soltaron todo el aire retenido.
Las burbujas de oxígeno estallaron contra la superficie. Los siguientes
segundos se le hicieron interminables con su pecho reclamando aire y su
cerebro exigiendo prudencia, hasta que al final, cuando sus posibilidades se
agotaban, oyó el ruido de la chopper arrancando y alejándose del lugar con
premura.

Ana salió del agua cogiendo aire. Robándole vida al mundo y recordando el
instante eterno en el que vio su final en los ojos del cazador. No entendía lo
que había sucedido. Estaba segura de que él le había visto. En ese
momento, algo muy frio rozó su estómago.

Encima de una pequeña balsa de agua congelada flotaba una rosa de hielo.
Ana agarró el tallo con suavidad y éste se derritió entre el calor de sus
dedos. La corola de la flor cayó con estrépito sobre el agua. Rezó para que
Mateos no hubiera oído el chapoteo. Pero, ¿por qué no la había matado?
Salió del agua y sintió como el ligero viento helaba cada poro de su piel. Se
agachó para recoger la gabardina de su perseguidor. Se la puso por encima
de los hombros y sintió los restos de calor aún prendidos de la gruesa tela.
Al final terminó por introducir los brazos en las mangas y se la abrochó sobre
su ropa empapada.

Empezó a caminar por la orilla intentando contener sus temblores, provocados
a partes iguales por el miedo, todavía persistente en su pecho, y por el frío
que a pesar del abrigo agarrotaba sus músculos. La gabardina, demasiado
larga para el metro sesenta y cinco de Ana, se arrastraba por el suelo.
Introdujo sus manos en los bolsillos y de repente su dedo anular se rozó
contra un borde rugoso de cartón. La pequeña porción de cartulina rasgó la
yema arrugada de su dedo, ella gimió dolorida por el pequeño corte y sacó
la tarjeta de su bolsillo.

Observó la porción de cartón manchado de sangre y lo miró extrañada. Sólo
había nueve dígitos escritos. Le sonaban. Sabía que los conocía. Ana se metió
las manos en los bolsillos y sacó su teléfono móvil. Intentó encenderlo pero el
agua había acabado con el pequeño aparato. Ese número era el del topo.
Estaba segura.

Ana empezó a correr a toda velocidad. Sintió el agua dentro de sus
zapatillas, el viento helando su cabello recortado en una melena corta y
morena que caía sobre sus orejas y que a buen seguro se había rizado al
contacto con el agua y por último, los restos de Duero confundiéndose con el
sudor de su cuerpo y erizando los poros de su nívea piel.

Su ritmo era más calmado que minutos atrás. Algo le decía que Mateos no
estaba interesado en encontrar la ubicación de El Reducto. ¿Por qué no la
había matado? ¿Se había olvidado la gabardina? ¿Y la tarjeta?
No podía creer que el carnicero que había quemado vivos a sus compañeros
hacía apenas una hora, fuera el mismo que la había observado con esa
mirada triste desde la orilla del río hacía unos minutos.

Pensando en aquel encuentro, en aquellos iris tan negros que se confundían
con sus pupilas, en esa rosa de hielo cuyo tallo se quebró derretida por su
propio calor y sobre todo, en el hijo de puta que se había convertido en la
rata de los Igualadores, llegó al pequeño campamento improvisado en las
ruinas de un pueblo cuyo nombre se había perdido con el transcurrir de los
años y el abandono de la vieja carretera nacional.

Vio el humo de la hoguera escapándose tímidamente por la ausencia de
techado en la iglesia y oyó la voz de Cabrero, el viejo profesor universitario
metido a líder de la revolución.

Sonrió. Estaba en casa. Caminó por las viejas callejuelas de tierra y piedra.
Llegó a la entrada de la iglesia y observó desde el umbral como Cabrero
discutía con Sedal, un hombre de unos cuarenta años, ex militar que vestía
con ropas de camuflaje y mantenía su porte regio, con Gómez, un estudiante
universitario de unos veintitantos con el que Ana mantenía un tonteo
persistente y con Duna Marqués, una antigua militante política que llegó a ser
líder de varias organizaciones juveniles hacía apenas unos años.

Duna giró su rostro y contempló la figura empapada de Ana apoyarse en uno
de los pilares de la entrada del viejo edificio santo. Las lágrimas resbalaban
por su pálido rostro que temblaba por el frío. Duna corrió hacia ella y la
abrazó con fuerza sintiendo su cuerpo empapado bajo la gabardina.
Ana se sintió reconfortada por el abrazo de su amiga. La apretó contra su
pecho, intentado robarle un poco de su calor. Las lágrimas se escapaban de
sus ojos y entonces, miró fijamente a la hoguera y a los hombres que la
rodeaban y la observaban atónitos.

- Nos habían dicho que… -musitó el viejo Cabrero dejando escapar el
humo de su pipa.
- Soy la única que ha sobrevivido. –Aclaró ella con la voz entrecortada.
Ellos empezaron a acercarse casi al unísono. Ana extendió la mano
indicándoles que se detuvieran. Gómez que ocupaba el centro del triunvirato
se detuvo de inmediato e impidió abriendo los brazos, aunque con poca
resistencia, que los otros dos avanzaran.
- Dame el móvil –Le susurró a Duna al oído a la vez que le quitaba la
pistola con la mano derecha de la parte de atrás de su pantalón.

Duna no opuso resistencia. Supo que algo raro pasaba. Sacó el móvil del
interior de su trenca y se lo deslizó suavemente entre sus dedos. Ana marcó
casi sin mirar. Se había aprendido aquellas nueve cifras de memoria.
Llamó. Un tenso silencio se extendió por todo el templo. De repente, un leve
zumbido empezó a sonar y a continuación cantó un pequeño grillo a modo de
tono de llamada hortera. Ana sonrió. Lo sabía. Avanzó hacia el trío que
permaneció impertérrito, hasta que Sedal salió corriendo hacia el lado contrario.
Ana levantó la pistola. Tranquilizó su respiración. Ahora ella era la cazadora.
Ahora ella era implacable. El mundo se detuvo a su alrededor. Sintió sus ojos
negros sin pupila observándola. Y disparó. Una, dos, tres veces.
Las balas impactaron en la espalda de Sedal que cayó inerte al suelo. El
estruendo de los disparos despertó al campamento. Se oyeron gritos. Ana
seguía con la pistola levantada.

Sintió como se rendía su cuerpo. Sus músculos se aflojaron. Su mirada se
volvió borrosa. Y de repente… la oscuridad. Ana se desmayó cayendo en los
brazos de Duna que tuvo que arrodillarse para poder soportar su peso. Sólo
tuvo un pensamiento antes de desvanecerse: “La rata guardará silencio”.

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #2 en: 18 de Julio de 2012, 03:33:47 pm »
Aunque os pueda echar para atrás la, desafortunada, campaña publicitaria. Os puedo garantizar que Erik no es ningún egomanico que se crea haber reinventado la gaseosa. Lo poco que he leído (los dos capítulos aquí ofrecidos), y lo jugado (como buen rolero nos dirigió una partida en la ambientación). Perfilo un mundo entre la Era de Apocalipsis y Días del Futuro Pasado (ambos Marvel). Con un tono marcadamente jerarquizado, que va de extremos cuasi apocalípticos a una sofisticada decadencia que personalmente me recordó al esplendor Berlines del Tercer Reich.
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #3 en: 18 de Julio de 2012, 07:12:20 pm »
Sin resultar particularmente brillante. Este video ilustra mucho mejor el tema de las Guerras Gen que el, desafortunado, "Schekt" de la pagina principal.

Las Guerras Gen: El Reducto Trailer en 16:9
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Kintaro

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 4709
  • Administrador de enciclopedias
    • Ver Perfil
    • Roleropedia
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #4 en: 18 de Julio de 2012, 11:06:50 pm »
Los que quieran unirse a El Reducto... pues no pueden:

http://libros.com/crowdfunding
Roleplaying is a way for humans to interact with our deep, hidden mythological selves. They are a way to feed our souls.
- Greg Stafford


Desconectado Kire

  • Legionario
  • *
  • Mensajes: 7
    • Ver Perfil
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #5 en: 18 de Julio de 2012, 11:11:03 pm »

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #6 en: 20 de Julio de 2012, 06:14:10 pm »
A mi tambien me falla. Estos cabrones del Ministerio de Igualdad nos estan jodiendo XD XD

Edito:
El de Kire me rula.
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #7 en: 25 de Julio de 2012, 10:45:48 pm »

http://www.imageflea.com/s/image/646319

Inspirado en Las Guerras Gen.
Muy pronto en tu mesa de SD6.
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #8 en: 29 de Julio de 2012, 11:09:42 am »
Uno de los muchos elementos derivados de las sinergias entre SD6 y XD6 que se han formalizado en nuestra mesa son las cinco preguntas. Aunque, como se puede observar, tendemos a especializarlas en función de la historia que pretendemos narrar. A falta de someterlas al, imprescindible, consenso de la mesa mi propuesta para [SDG] (SD6 + Las Guerras Gen) es:

Citar
Las cinco preguntas:

Que has hecho hasta ahora? A que te dedicas?

Aunque las tres décadas pasadas han sido un periodo fascinante, y los últimos cinco años exigentes y convulsos. Nuestra sociedad todavía le resultaría familiar a nuestros antepasados no evolucionados. El CPI esta formado por los mejores de entre nosotros. Pero un talento singular, o una especial habilidad, y  el deseo de servir a nuestra sociedad para hacerla mejor, puede justificar la admisión de agentes con un pasado heterodoxo.

Cual es tu Cualidad? Como la obtuviste?

Aunque creas que, como la inmensa mayoría, tus poderes son insignificantes no deseches la oportunidad de unirte a nosotros. Detectar frecuencias de radio, tener algún sentido especialmente agudizado, o soportar esfuerzos mas intensos que la media puede ser tan valioso como la (exigente) lectura mental, la (limitada) precognición, o la capacidad de manipular el fuego.

Si bien el tratamiento universal y gratuito con el Acelerador Darwiniano para neonatos lleva ya años funcionando. Esta afortunada nueva generación todavía no esta madura para asumir la responsabilidad de pertenecer al cuerpo. Probablemente seas uno de los valientes pioneros que se arriesgaron antes de que el Directorio dictase la prohibición de tratar a adultos salvaguardando los derechos de los no evolucionados. Es menos probable que seas uno de los escasos evolucionados naturales que demostraron con su existencia la posibilidad de un futuro mejor para la humanidad. O quizás seas uno de los valerosos voluntarios que, desde hace casi dos décadas, han ofrecido su infancia o adolescencia para fomentar el conocimiento que salvara nuestra sociedad. A pesar de los rumores es totalmente falso que el Cuerpo acepte evolucionados no autorizados en sus filas. El Ministerio defiende la Ley, no premia a los criminales.

Como eres físicamente?

Aunque seras entrenado según los estándares mas exigentes y tu forma física estará a la altura de la de cualquier otro agente del estado. En ocasiones los agentes del CPI necesitaran otros recursos mas sutiles. Ademas cada agente del CPI es un representante de lo mejor que nuestra sociedad puede ofrecer, en todos los aspectos.

Como definirías tu personalidad?

El trabajo para el Ministerio de Igualdad es exigente, pero también requiere empatia y capacidad para ponerse en la piel de aquellos a los que ayudamos o combatimos. Como parte de tu adiestramiento aprenderás rutinas que ayudaran a sobrellevar las exigencias derivadas del servicio y, si es necesario, del uso de tus capacidades. Pero aun así el CPI esta obligado, por el bien del servicio y de los propios agentes, a ser exigente con los perfiles psicologicos de los candidatos.

Por que quieres unirte al CPI?

Aunque muchos igualan el CPI a los valerosos paladines de gabardinas grises y uniformes negros que combaten peligrosos anarquistas no evolucionados nuestras tareas son mayores. Como cuerpo ejecutivo del Ministerio de Igualdad apoyamos acciones de otras instituciones en estado de catastrofre (no en vano la Unidad Militar de Emergencias fue la primera unidad del ejercito con una presencia de evolucionados significativa) como terremotos, inundaciones, e incendios. Mantenemos programas sociales de asistencia a los no evolucionados, como la gestión de las Zonas de Inserción Especial. Asesoramos programas académicos para mejorar la formación de los Evolucionados. Y, también, realizamos labores policiales como la lucha contra las redes ilegales de tratamientos con AD.


Por supuesto estas cinco preguntas están redactadas de forma que parezcan emanar del Ministerio de Igualdad. No es difícil imaginar varios motivos para que un no autorizado fuese aceptado en el CPI aunque fuese descubierto por ejemplo. Y, como cualquiera que lea la novela deducirá, los agentes del CPI no destacan por su estabilidad psicologica.

Seria bueno preparar una entrada sobre la linea temporal de Las Guerras Gen. Y aun mejor conseguir que fuese el propio autor quien la publicase en el blog del proyecto.
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #9 en: 16 de Noviembre de 2012, 04:08:00 pm »
Las guerras Gen: El reducto


Citar
"-  ¿Sabes cuándo conoces a alguien y de repente tu mundo crece?"

Las guerras gen: El reducto. (Erik Lopez)


A veces encuentras que te vuelven a contar una historia y algo la hace distinta. La supremacía, o la normalizacion, de individuos con capacidades sobrenaturales ya ha sido abordada en otras obras como La Era de Apocalipsis o Top Ten. Las recreaciones de totalitarismos son también un elemento literario clásico incluida la confesa inspiración para Erik que fue 1984. Tampoco es nuevo, aunque si menos conocido, enmarcar este genero en España o con autores españoles. El veterano Super Heroes INC articulaba un juego de rol de "héroes pijameros" vinculado al declive del Felipismo que lo vio nacer. Inferno, de libre distribuccion, también muestra desde la peculiar narrativa de los juegos de rol muchos elementos comunes con esta novela a pesar de que Erik no lo había leído.

Y, pese a todos esos referentes, "El reducto" tiene una identidad propia. Es una novela juvenil (que no necesariamente banal) con narrativa ágil y visual. Puede que no se convierte en un referente literario. Pero su redacción amena no debe ocultar algunas virtudes como el indiscutible talento con el que se crean y desarrollan los personajes que componen el elenco. Reparto que, a pesar de ser amplio, muestra caracteres diferenciados y con un papel definido dentro de la narración.

"El reducto" tiene momentos en que la narración parece perderse en bizarrismos innecesarios. Pero nunca se hace de difícil lectura, y mantiene un ritmo enérgico que nos permite sobrevolar esos baches para depositarnos en una nueva escena vibrante y plena de significado. Cada dialogo tiene significado para la historia. Y, con contadas excepciones, los golpes de efecto apoyan el tono de la historia. Reforzando la narración, explicando los hechos pasados, o preparándonos para el siguiente acontecimiento.

Pero "El reducto" no puede ni debe ser mas largo. Es una obra con una narrativa que exije someterse a los cánones televisivos. Y aquí estamos hablando del primer "arco argumental", de una "serie" que espero prosiga pues queda mucho que contar.
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"

Desconectado Kire

  • Legionario
  • *
  • Mensajes: 7
    • Ver Perfil
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #10 en: 09 de Abril de 2013, 01:27:30 am »
Antes de nada, quiero dar las gracias a esta página y a sus usuarios por ayudarme durante el periodo de Crowdfunding que tuvo un final feliz con la publicación de mi primera novela. Por todo ese apoyo y por todas esas opiniones y sugerencias que han hecho de las Guerras Gen algo mucho mejor que en su concepción original.

Pero como os voy a pedir un favor, antes de nada me presento, soy Erik López, he sido guionista de Sé lo que hicisteis, periodista formado en la cantera de Público, y esta es mi primera novela que se publicó gracias a la fuerza de la red, mediante crowdfunding. Os dejo el enlace de la página de la novela en la plataforma de crowdfunding, donde está la sinopsis y unas cuantas reseñas del libro: http://libros.com/la...el-reducto.html

Además, os pego aquí la sinopsis:

En una España en la que los seres con cualidades excepcionales (superhéroes de traje y corbata) dominan el país y los no evolucionados son retenidos en guetos, hacinados en prisiones y pisoteados por sus gobernantes, unos pocos mantienen una tenue luz de esperanza... , que está a punto de apagarse. El 20 de noviembre de 2031 el Gobierno provisional se convertirá en una dictadura y sólo el último aliento de El Reducto puede evitarlo…

...Cuando su gran golpe al ejecutivo de la General Bellido se convierte en un suicidio y sólo resta huir.
…Cuando dejas de ser cazador para convertirte en una presa encarcelada por tus antiguos compañeros.
…Cuando tu última esperanza de supervivencia es el valor de alguien que no se resigna a que el amor tenga que ver con tu ADN.
…Cuando descubres que puedes que puedes amar aquello que siempre has odiado.
…Cuando la gran historia que te eleva a los altares del periodismo y dejas de ser una plumilla para convertirte en un peligro.

Las Guerras Gen: El Reducto son estás cinco historias que se entrecruzan con otras muchas dibujando los primeros trazos de este thriller repleto de acción, amor, drama, política y superhéroes… o algo parecido. Llega el último alarido de libertad, ¿estás listo para escucharlo?

Ahora, os pido el favor. La primera parte de la novela ya ha llegado casi a doscientas personas y el plan es no pararnos aquí. Mientras se fragua, Las Guerras Gen: Penumbra (por cortesía de Carlos Marina) que será un episodio extra que espero poder ofreceros en no demasiado tiempo por aquí y mientras sigo llenando hojas y hojas de apuntes para la siguiente, buscamos llegar a más y a más personas, así que si te ha gustado comparte este enlace con los tres archivos de la novela, (.mobi, .epub y .pdf) de forma totalmente gratuita con todo aquel que le apetezca leerla, a ver si conseguimos ser unos cuantos más y conseguir que así, que la segunda parte, no sólo se escriba (eso es seguro), sino que llegue a las librerías.

Para mí ha sido un placer escribirla, espero que para ti, lo sea leerla.

Muchas gracias por todo vuestro apoyo,

Erik López.

P.D. Éste es el enlace:

https://www.box.com/...a7l35qmau1jtkn8

Desconectado Yirkash

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3192
  • *Otro* bruto mecánico
    • Ver Perfil
    • The Botmaker
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #11 en: 09 de Abril de 2013, 01:54:48 pm »
Mmmhh... el enlace da error. Los tres puntos de elipsis me hacen sospechar que, en un copiar/pegar, se ha abreviado la URL del enlace.
"Si el conocimiento puede crear problemas, no es a través de la ignorancia que los podremos solucionar."
-- Isaac Asimov


Desconectado Kire

  • Legionario
  • *
  • Mensajes: 7
    • Ver Perfil
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #12 en: 09 de Abril de 2013, 01:56:09 pm »

Desconectado Yirkash

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3192
  • *Otro* bruto mecánico
    • Ver Perfil
    • The Botmaker
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #13 en: 09 de Abril de 2013, 01:56:40 pm »
Gracias. :)
"Si el conocimiento puede crear problemas, no es a través de la ignorancia que los podremos solucionar."
-- Isaac Asimov


Desconectado Cifuentes

  • Guardia Pretoriana
  • *
  • Mensajes: 3395
    • Ver Perfil
    • SD6
Re:Mecenazgo para novela de superhéroes
« Respuesta #14 en: 29 de Julio de 2013, 12:41:31 am »
-Esto nos iguala. -Afirmo al tiempo que arrojaba un bate de aluminio sobre la mesa.

-No seas ridículo. -Respondió con una arrogante sonrisa desde la silla donde permanecía atado el igualador. -Hay infinidad de personas que apenas si notarian cuando las golpeases con eso.

-No el bate. Si no el concepto que representa.

¿Has intentado utilizar alguna vez tu cuadriculada cabeza para analizar los protocolos de esta sociedad anormal que habeis creado?

Has pensado en por que incluso los mas dotados no suelen hacer alarde de sus capacidades. ¿Por que un titan invulnerable no aparta de un manotazo a la genebasura que le antecede en la cola del banco a pesar de que la inmensa mayoría apenas si se distinguen de un simio en un ligero aumento del espectro de luz que pueden ver o una mínima resistencia a las bacterias?

Es por el astucia del hombre. Por su inagotable creatividad a la hora de retribuir a sus congéneres por las ofensas recibidas. Y el "titan" lo sabe, y lo teme. Sabe que el siguiente de la cola puede ser el funcionario que tramite su próxima declaración, el mecánico que revise los frenos de su coche, o simplemente sea capaz de recurrir a alguien como yo.

Solo los estúpidos pagados de si mismos olvidan esta verdad absoluta y piensan que lo que ocurra en el getto se quedara allí. Y, ahora que ya hemos aclarado la situación. ¿Que puedes hacer para corregir tus errores?


Cifuentes 2013.07.29
¿Concepto de personaje?
"En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo."
"El aumentar el numero de reglas suele dar ocasión para que discurran maliciosamente, trampearlas, o evadirse de la carga que imponen"